Brunoro II Zampeschi

Brunoro II Zampeschi

brunoro_ii_zampeschiLa pluma y la espada: Brunoro II Zampeschi
Brunoro II fue el último descendiente de la noble familia güelfa Zampeschi, cuyos miembros entre los siglos XV y XVI, fueron señores de San Mauro, Montiano, Roncofreddo, Santarcangelo y Forlimpópoli. Nacido en 1540 de Antonello Zampeschi y Lucrezia Conti, se casó a los dieciséis años con Battistina Savelli, hija de un noble romano, que durante las ausencias del marido gobernó Forlimpópoli en su lugar. Al igual que sus antepasados, aprendió pronto «la profesión de las armas», combatiendo al servicio del Papa, del duque de Saboya y luego del rey ​​de Francia, que lo nombró Caballero de la Orden de San Miguel, del duque de Urbino y de la República de Venecia. Además de haber sido un buen luchador, fue también un hombre de letras y escritor, como lo demuestra su texto “L’innamorato” («El Enamorado»), un poema sobre las estrategias que debían ponerse en práctica para conquistar a la mujer amada. A la hora de su muerte, que ocurrió sólo a los 38 años, su esposa hizo construir el monumento fúnebre en la iglesia de San Rufillo, donde está representado con armadura y a caballo.

(picture by P. Novaga)